Tonos de Tintes según el color de piel


La elección de una tintura para su pelo debe considerar el color de la piel y de los ojos. A continuación, una completa carta de color para que su nuevo tono de pelo sea un verdadero as bajo la manga, a la hora de impactar.

El tono de la piel es clave para escoger el color de un tinte nuevo para su pelo, pues, de lo adecuado de esta combinación depende el éxito de un look no natural.

Tanto la piel como el pelo deben armonizar con el color de ojos, el maquillaje y la ropa que se elija, teniendo en cuenta que a mayor cantidad de colores utilizados, más cautela debe haber en cuanto a la armonía entre estos.

Esto significa que si a usted le gusta el color, no debe privarse de recurrir a este, pero si debe tener en cuenta que los tonos empleados en el pelo, el maquillaje y la ropa sean complementarios entre sí.

Por todo ello, teñirse el pelo es todo un arte en el que no cae nada mal la asesoría de los expertos.
El color de pelo ideal se determina por el de la piel y los ojos que tenga, debido a que el pelo siempre terminará complementando el tono de piel. El estilo de cada mujer es único y lo determina su personalidad y actitud ante la vida.

Este es un factor tan fundamental a la hora de elegir el tinte, como lo es el color de la piel. Pero más allá de las particularidades, las féminas de hoy quieren verse sanas, sensuales y seguras; y por encima de todo esto, armoniosas.

La creencia popular es que las mujeres se ven mejor con colores de pelo similares a los del color de su piel, pero lo cierto es que jugar un poco con los contrastes es una buena idea.

Si se trata de una morena le puede apostar fácilmente a un tono de pelo rojo, ya que resaltará aun más su tono de piel.

Una mujer blanca, también, puede llevar un color negro profundo y complementarlo con un buen maquillaje. He aquí algunas generalidades:                         

Rubio

Es el tono que más gusta entre las mujeres latinoamericanas, seguramente porque no es lo usual desde el punto de vista genético y porque una rubia en estas latitudes siempre llama la atención.

Es una tonalidad que nunca pasará de moda, pero que exige un buen mantenimiento, nada peor que una cabellera rubia opaca o con raíces oscuras.

Cuidado con las cejas, hay que encontrar ese tono que armonice con la tintura de pelo; si son muy negras, es imprescindible que las aclare a un tono similar al de su nuevo color de pelo.

Es ideal para mujeres de piel blanca o ligeramente bronceada. Las mujeres muy morenas no deben llevan rubios intensos porque no les contrasta bien.

Rojo

 Las mujeres de piel clara son las candidatas ideales para llevar este tipo de tono. Es un color exigente y muy difícil de cambiar, así que al embarcarse en una aventura pelirroja, piense bien si está dispuesta a hacer los retoques mensuales que requieren.

Caoba

 Es un color apropiado para las mujeres morenas. En cambio, las que tienen los ojos claros y piel blanca deben evitarlo.

Castaño

Es el color más utilizado. Posee una gran variedad de gamas. Luce muy bien en mujeres blancas y trigueñas. Es el tono clásico por excelencia. Su cuidado no es muy exigente.

Negro

Los colores oscuros, dependiendo de la edad, harán ver más duras las expresiones y las facciones.
Pero el tono brillante e intenso combinado con un buen maquillaje lucirá estupendo. A las mujeres de piel clara les sienta bastante bien. En cambio, el negro no es muy aconsejable para mujeres mayores.

Pinceladas complementarias

De acuerdo al color de piel de cada mujer; el maquillaje es un aspecto fundamental en la armonía del rostro y del cuerpo. Lo primero que se debe hacer es escoger qué parte de la cara quiere destacar, a dónde quiere desviar las miradas, los ojos, la boca o los pómulos.

Las mujeres cometen un error al creer que estos tres aspectos se deben acentuar al mismo tiempo.
Tenga en cuenta estos consejos en cuanto al color de las sombras, rubor y lápiz de labios que convienen según el tono de piel y el color del pelo.