Pasta casera que puede ayudarnos a blanquear nuestro diente de manera eficaz


El sueño de muchos es poder lucir unos hermosos dientes blancos, sin embargo, esto no siempre es posible, y en la mayoría de los casos esas manchas de color amarillo en los dientes se deben a distintos factores a los que nos sometemos a diario, que, aunque no lo parezca son los principales enemigos para nuestros dientes.

Dos de los factores más comunes por lo que los dientes se manchan es por el uso excesivo de tabaco y por el consumo de café, también, de acuerdo con varias investigaciones existen alimentos como la zanahoria, el tomate y la espinaca también promueven la caspa amarilla sobre nuestros dientes.

Bebidas comunes


Existen bebidas muy comunes como el té negro, el refresco de cola, el vino tinto y el café, que también provocan el horroroso y molesto color amarillo de nuestros dientes. Sin embargo, existen una serie de tratamientos que pueden ayudarnos a blanquear nuestros dientes.

Sin embargo, los expertos advierten que no es recomendable blanquear nuestros dientes en una tienda de belleza. “Es publicidad engañosa” afirman los especialistas. Por ello, es recomendable que a la hora de tratar cualquier problema de nuestros dientes visitemos a nuestro dentista de preferencia, además ello, podrán detectar cualquier patología previa.

Sin embargo, desde la antigüedad nuestros antepasados han tratado sus dientes con tratamientos naturales, estos también pueden ser efectivos a la hora de blanquearlos, por ello a continuación le mostrare la receta de mi abuela para blanquear los dientes.

Receta de la abuela para blanquear los dientes de manera natural

Ingredientes


  • Pasta convencional (1 cucharada cafetera)
  • Bicarbonato sodio (1 cucharada cafetera)
  • Agua oxigenada (1 cucharadita cafetera)
  • Agua potable (media cucharadita)

Procedimientos

Este tratamiento es muy sencillo ya que en un recipiente debemos introducir todos los ingredientes y posteriormente procedemos a remover bien con la ayuda de una cuchara, cuando ya hayas formado la consistencia de una pasta, procedemos a colocar esta mezcla en un cepillo de dientes que no sea el que estamos acostumbrado a utilizar, puesto a que debemos de tener un cepillo solo para aplicar este tratamiento.

Luego procedemos a cepillar nuestro diente con esta pasta durante dos minutos y luego enjuagamos como de costumbre con agua en abundancia. Este procedimiento lo debemos repetir dos veces por semana.

Recuerda si no estás seguro de utilizar el tratamiento de la abuela, puedes consultar con tu dentista de preferencia, puesto a que él le indicara si es recomendable para usted poner a prueba este tratamiento casero.